BORRACHO

Tres inviernos de borracho,

sin encontrar calor alguno

más que botellas de cristal barato.

 

Tres veranos de agobio y sofoco,

quitándome la ropa, solo,

sin ti para aprovechar el momento.

 

Tres otoños con mi alma

más caída que las hojas

y más vacía que mi cama.

 

Tres primaveras sin florecer

el amor que un día viví,

entre los brazos que un día amé.

 

Tres cumpleaños sin celebrar

porque mi vida la hice tuya

y te la llevaste sin mí.

 

Ahora cada mes,

estación,

año,

pierdo la cuenta entre cervezas

de la marca «olvídame».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *